Aalt Dijkhuizen: “La cooperación nos beneficia a todos”

En el mundo, como en Holanda misma, el espacio y las materias primas son cada día más escasas, el costo de la mano de obra aumenta; resulta vital incrementar la productividad global del sector agro-alimentario, ¿cómo hacer esto sin poner en riesgo la seguridad alimentaria y su calidad? “Holanda tiene más de un siglo de experiencia en esto” responde Dijkhuizen. “Las compañías e investigadores miembros de AgriMex Holanda están ansiosos de compartir su conocimiento con sus socios en México y América Latina”.

Dijkhuizen está orgulloso de su herencia. Si le piden que describa la posición de los Países Bajos en la industria avícola, él lo comparará con el patinaje en hielo. “Holanda es campeón reinante en todas las distancias” dice. “Todos en el mundo miran a nuestro pequeño país. Quieren saber no solo cómo patinamos tan rápido, sino también como comenzamos las competencias, nuestra fórmula para integrar equipos exitosos y quiénes son los entrenadores de excelencia que sumamos a la mezcla”.

¿Qué se puede aprender del sector avícola holandés?

“Aquí disfrutamos nuestra alta productividad a partir de las materias primas que usamos. Nuestras compañías producen vastas cantidades de huevo y carne de muy buena calidad y cuidando en extremo los aspectos de salud y bienestar animal. Todos quieren saber cómo lo hacemos. Los extranjeros interesados descubren en nuestro acercamiento de la cadena de suministros la clave del éxito trátese de nuestras granjas de avicultura inteligente, reproductoras, alimentos, cuidado de la salud, manejo e inocuidad alimentaria. Existe una conciencia creciente de los beneficios que representa la cooperación –siempre con una orientación internacional- entre los propietarios de negocios, el gobierno y los investigadores. Sin duda esto explica el porqué la Universidad de Wageningen cuenta con estudiantes provenientes de más de cien países”.

¿Cómo se levantó el triunvirato de gobierno, dueños de negocios e instituciones de conocimiento?

“Esto proviene de finales del siglo diecinueve, cuando Europa fue inundada con grano barato proveniente de los Estados Unidos. En vez de cerrar las fronteras— cosa no muy útil para un país pequeño—el gobierno formó un comité investigador. Dicho comité recomendó al gobierno la necesidad de trabajar todos juntos para garantizar nuestra competitividad. En esos tiempos el sector agrícola se caracterizaba por su mano de obra y su fragmentación. A través de la innovación y la cooperación desde la cadena de suministros, Holanda ha logrado convertirse en el segundo exportador mundial de productos agrícolas. En este momento se registra una gran y
creciente demanda por carne de aves, dado que se trata de un producto relativamente limpio y accesible, su consumo no está limitado por ninguna creencia religiosa, en contraste con lo que sucede con la carne de cerdo. El sector avícola holandés debe trabajar duro para mantenerse en la cima. Actualmente es la cooperación con socios extranjeros la que nos impulsa a seguir innovando.”

¿Se puede exportar este modelo de éxito?

“Verdaderamente sí que lo creo. Ya está sucediendo, con proyectos piloto a pequeña escala, en los cuales reunimos al gobierno y a las compañías bajo el liderazgo de los accionistas Holandeses. Creemos en un acercamiento práctico. De la mano con educación, nos ponemos las botas, trabajando cerca de los negocios. Se podría decir que el saber -como siempre- ha viajado con las empresas holandesas. Tenemos multinacionales dentro de nuestras fronteras, compañías como Hendrix Genetics y De Heus, quienes son jugadores mundiales en el sector avícola en los campos de reproducción y alimentos respectivamente. Este tipo de compañías demuestran una y otra vez adaptarse bien a las circunstancias y necesidades alrededor del mundo.”

“Veo muchas grandes oportunidades. México tiene un enorme mercado interno avícola”

¿Qué oportunidades ve para AgriMex Holanda en México y Brasil?

“Veo grandes oportunidades. México posee un enorme mercado interno avícola. Pero la productividad, calidad y
la seguridad necesitan ser mejoradas en orden de poder continuar alimentando a la gente. Las compañías holandesas pueden ser de ayuda en cada segmento de la cadena de producción. Brasil ya es un gran exportador a China y otros países. Cuando las condiciones económicas mejoren, la mano de obra será más cara. Si el sector avícola no se hace más productivo y eficiente, impedirá el desarrollo del país como proveedor agrícola. Las compañías holandesas y las instituciones de conocimiento pueden contribuir significativamente para evitar tal escenario.”

Aalt Dijkhuizen

Aalt Dijkhuizen

Aalt Dijkhuizen es cabeza del llamado “top sector” agroalimentario (AgriFood), mismo que comprende
compañías, centros de investigación y agencias gubernamentales unidas en su búsqueda de innovación
permanente para fortalecer una industria en la que Holanda es considerada líder mundial. Dijkhuizen
previamente perteneció al Consejo Ejecutivo de la Universidad de Wageningen durante doce años y trabajó
en empresas agroalimentarias, entre otros cargos como Director de Nutreco, prestigiada empresa del sector
que cotiza en la bolsa de Amsterdam.